Hablemos del suelo y la tierra

Caminamos sobre él, lo aplastamos, pero lo necesitamos como el aire que respiramos. Y que poco hablamos del suelo y la tierra. Así empieza este video, Hablemos del Suelo (Let’s Talk about Soil) producido por varias agencias de cooperación con motivo de la semana global del suelo.

 

 

El vídeo, que por ahora solo he podido encontrar en inglés, nos recuerda datos alarmantes sobre como esquilmamos este recurso, especialmente por parte de la agricultura industrial, sin darle mayor importancia. Y nos recuerda lo dependientes que somos.

Se tardan unos dos mil años en generar una capa de 10 centímetros de suelo fértil, que destrozamos en pocos años a base de deforestación y malas prácticas agrarias, como los monocultivos. Se calcula que perdemos 24 billones de toneladas de suelo en tan solo un año y que la erosión nos cuesta a cada habitantes del planeta 70 dólares al año.

Otra problemática abordada por el vídeo es la creciente urbanización. Cada año, se asfalta el equivalente a la superficie de la ciudad de Berlín. Suelo que se sella y deja de ser utilizable. Con una población creciente, y cada vez más menos suelo, el vídeo cae a mi juicio en el error de plantear como única solución un incremento dramático de la productividad agraria. Ignora que el problema del hambre es político, de acceso a los alimentos y los recursos, y no de escasez.

Aborda también el concepto de tierra, de derecho a la tierra, acaparamiento o “land grabbing”. Un problema cada vez más acuciante de difucultades de acceso a la tierra por parte de pequeños campesinos o campesinas, tanto en el Norte como en el Sur.

En definitiva, un video interesante sobre uno de los  recursos clave para la soberanía alimentaria, el suelo y la tierra, que pocas veces tenemos en cuenta.

Anuncios

Lo complicado que resulta introducir los temas importantes en el debate público

Viendo el jaleo que se ha montado con la acción del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) en un Mercadona y en un Carrefour lo primero que me viene a la cabeza es lo extremadamente dificil que resulta que en este país se hable de los temas realmente importantes y suba un poco el nivel del debate público (que no político, que se ha limitado a condenar la acción en si, sin ir más allá).

Con el panorama mediático que tenemos, controlado por grandes grupos empresariales, y con los grandes partidos que prefieren que hablemos del mundial y de los juegos olímpicos, introducir dentro del debate público temas realmente importantes es practicamente impostible. Ni a través de acciones creativas, ni con los informes más profesionales y concienzudos hemos visto a los informativos o los programas de entretenimiento hablar de exclusión social, Renta Básica, distribución de la tierra, los abusos de las grandes superficies, las subvenciones de la PAC… Mucho mérito tiene lo que ha conseguido esta gente del SAT.

Se criticarán los métodos, las formas… Pero una acción simbólica contra las grandes superficies que tanto han hecho por destruir la agricultura campesina no me parece tan grave. No parece que ninguna de estas grandes superficies se vaya a arruinar, ni parece que la idea de esta acción sea fomentar un saqueo generalizado de los supermercados.

Por lo que parece, se les va a perseguir con más saña que cualquier ladrón de cuello blanco, ya sea Urdangarín o los de las preferentes. Lo tendrán asumido. Y supongo que cuentan con la solidaridad y el apoyo de los que estamos dispuestos a contribuir a costear gastos judiciales, multas o lo que les venga.

Frente a este panorama, este tipo de acciones son casi la única manera de llamar la atención, romper el bloque informativo y que se hable de lo que realmente importa.