¿Monsanto en retirada?

Monsanto lleva varios meses anunciando su retirada parcial del negocio de los cultivos transgénicos en Europa. En agosto anuciaron, y la Comisión Europea confirmó, que pensaban retirar las solicitudes pendientes para aprobar nuevos cultivos transgénicos para su cultivo en la Unión Europea.

Una buena noticia, sin duda, que demuestra que la oposición ciudadana, y el esfuerzo de organizaciones ecologistas, de consumidores y campesinas llevan haciendo durante años han impedido que Monsanto imponga sus semillas transgénicas en Europea por las buenas, por los procedimientos democráticos. Las organizaciones ecologistas lo celebramos, y con razón. Pero hay algo en todo esto que no deja de inquietar…

 ¿Monsanto en retirada?

Si miramos lo que anuncia Monsanto, en realidad, no cambia demasiado el panorama actual. No renuncian a la solicitud de reautorización del maíz MON810, (que caducó en 2008), el único permitido en la UE, y que se cultiva básicamente en España, un poco en Portugal y en República Checa. Por lo tanto, retirarse, no se retiran tanto…

Y por otro lado, confirman que en Europea se van a centrar en el negocio de la semilla convencional, del que ya controla una buena parte, y no deja de ser lucrativo también.

Los gobiernos europeos no se ponen de acuerdo sobre la autorización de nuevos cultivos, la Comisión Europea ya no quiere asumir el coste político de aprobarlos sin mayoría suficiente como venía haciendo, durante varios años se ha discutido como “renacionalizar” las decisiones sobre aprobaciones de transgénicos sin éxito… La situación está estancada, y hay muchos países que se van a seguir oponiendo. Así que por ahora hay que concentrarse en el negocio en España, cortesía de la Embajada Americana.

 Motivos para desconfiar

Hay ahora mismo dos debates en los que Monsanto se juega mucho más, y en los que merece la pena centrar sus esfuerzos de lobby.

Por un lado, la Unión Europea está en el proceso de reformar la legislación sobre semillas, que puede ayudar a que Monsanto consolide su posición en el mercado de semillas convencionales. Y por el otro, la negociación de un nuevo tratado de libre comercio entre la UE y EEUU, conocido como TTIP o TAFTA, que puede permitir colar cultivos transgénicos a través de negociaciones a puerta cerrada, antidemocráticas y que pueden modificar la legislación europea.

 Reforma de la legislación sobre semillas

Hay muchas razones para desconfiar del resultado de la reforma de la legislación sobre semillas. Por los actores implicados, básicamente la gran industria semillera (Monsanto, Syngenta, Pioneer, Limagrain, etc), por la cantidad de dinero que está en juego, y por la falta de movilización social en materia de semillas. A pesar de ser un tema fundamental para una alimentación sostenible y para garantizar la soberanía alimentaria, la legislación es tan farragosa y difícil de entender, que muy pocas organizaciones de la sociedad civil le dan seguimiento. Tampoco es un tema que entusiasme a los medios de comunicación, con lo que la capacidad de incidencia de la sociedad civil es muy reducida. Los sindicatos y organizaciones campesinas que trabajan estos temas, junto con las redes de intercambio y guardianes de semillas están bastante solos en esta pelea. Y es bastante más fácil colar temas escandalosos en esta legislación que en otras con más visibilidad social. Hay un análisis más detallado de qué está en juego en esta reforma y los actores implicados en este artículo (en inglés).

Negociaciones para un nuevo acuerdo de libre comercio UE-EEUU

Y por otro lado, el gran peligro de los próximos meses, las negociaciones comerciales con EEUU, en la que los negociadores han dejado muy claro desde el principio que todo está encima de la mesa, especialmente los temas agrarios y los organismos modificados genéticamente. De hecho, en medios políticos estadounidenses, se considera este tratado como la última oportunidad de la industria de la biotecnología agraria para implantar sus productos en Europa. Y se están empleando a fondo, aunque por las pocas noticias que van llegando, este va a ser uno de los temas más complicados para negociar.

A la hora de acordar nuevos términos comerciales, con los aranceles ya muy bajos, el núcleo de las conversaciones se centra en los que se denominan barreras técnicas al comercio. Que suele ser, casualmente, legislación de defensa del medio ambiente y del consumidor. Y ahí es donde entran los cultivos y alimentos transgénicos. Se pretende que los niveles de regulación a ambos lados del atlántico se equilibren (a la baja, se entiende), y que si por ejemplo una sustancia o un cultivo transgénico tiene el visto bueno de la autoridad de EEUU, tenga vía libre en la Unión Europea, y viceversa. Y esto, además de a los transgénicos, incluye a la ternera engordada con hormonas, los pollos clorinados y otras prácticas dudosas en materia de alimentación que en Europa están limitadas o prohibidas.

Un análisis más completo de la relación entre seguridad alimentaria, cultivos transgénicos y las negociaciones comerciales UE-EEUU en este artículo (en inglés).

Quincena de acción por la libertad de las semillas

Cada vez que Monsanto hace un anuncio de este estilo, hay más motivos para desconfiar que para bajar la guardia, especialmente en el Estado Español, última “colonia europea de Monsanto“. Circula un llamamiento para una quincena de acción por la libertad de las semillas y los alimentos. Otra ocasión para seguir avanzando por la Soberanía Alimentaria y luchando contra el monopolio de las semillas y los cultivos transgénicos.

598810_434196783359437_739921017_n

Anuncios

Semillas de Libertad (Seeds of Freedom)

 

 

La historia de las semillas se ha convertido en una historia de pérdida, control, dependencia y deuda. Ha sido escrita por aquellos que quieren obtener vastos beneficios con nuestro sistema alimentario, sin importar lo que realmente cueste. Es hora de cambiar la historia.

Semillas de Libertad es una película de la Fundación Gaia y la Red de Biodiversidad de África.

Semillas de Libertad cuenta la historia de las semillas, desde sus raíces en el corazón de los sistemas tradicionales y diversos de cultivo en todo el mundo, hasta su transformación en una poderosa comodidad, utilizadas para monopolizar el sistema global de alimentación.

Incluye subtítulos en castellano, francés, italiano y portugués.